Precios “largos” vs. Precios “cortos”

El Impacto de la Longitud Silábica en la Percepción de Precios.

Fuente: imagen generada con IA (Dall-e)

En marketing todo detalle cuenta, y algo a lo que no se le pone mucha atención cuando se comunican precios, es cuánto esfuerzo hace el cerebro para procesar un “precio largo” vs. un “precio corto” y su efecto en la percepción de su magnitud y posterior disposición a pagar.

En este sentido, este estudio sugiere que los precios que tienen una mayor longitud silábica, es decir, que toman más tiempo para ser pronunciados, son percibidos como más altos. Por ejemplo, un precio de “$14.950” (ca-tor-ce mil no-ve-cien-tos cin-cuen-ta: 11 silabas) puede ser percibido como más alto que “$15.300” (quin-ce mil tre-cien-tos: 6 silabas) debido a que el primero tiene más sílabas al ser expresado verbalmente.

Fuente: exito.com, 19/04/24.

¿Por qué sucede esto?

La explicación se encuentra en cómo procesamos la información auditivamente. Cuando los precios se expresan con más sílabas, nuestro cerebro tiende a asociar la longitud de la expresión verbal con una mayor magnitud. Este proceso ocurre de manera subconsciente y puede influir en nuestra decisión de compra sin que siquiera nos demos cuenta.

Consejos para Emprendedores y Profesionales en Mercadeo

  • Simplicidad en los precios: Considera la posibilidad de ajustar los precios para que sean verbalmente más cortos y directos. Por ejemplo, optar por precios que terminen en cifras redondas puede reducir la longitud silábica y, por ende, la percepción de un precio alto.
  • Estrategias de comunicación: Al comunicar precios en anuncios verbales o en entornos donde el precio se leerá en voz alta (como en comerciales de radio), elige formaciones de precios que sean breves en términos silábicos.
  • Precios terminados con varios “nueves” no siempre son menores: Tradicionalmente, se utiliza el precio $9.990 pensando que se percibe mucho menos que $10.000. Sin embargo, “nueve mil novecientos noventa” tiene más sílabas que “diez mil”, lo cual podría afectar la percepción de su economía. Evalúa si esta estrategia es realmente efectiva para tu producto y público.
  • Consistencia en el posicionamiento: ten en cuenta el posicionamiento que quieres para tu marca o producto. Siguiendo con el ejemplo anterior, si deseas comunicar “economía” considera $9,900 donde quitar un “nueve” reduce las silabas. Pero si quieres comunicar “calidad que vale” entonces es mejor $10,000.

Implicaciones en Marketing

El conocimiento de cómo la longitud silábica afecta la percepción del precio puede ser utilizado para optimizar las estrategias de precios de forma que alineen mejor con los objetivos comerciales. En campañas de marketing, especialmente aquellas que dependen de la comunicación oral, la presentación de los precios debe considerar no solo el impacto visual sino también el auditivo.

Conclusión

Para emprendedores y profesionales del marketing, entender el efecto de la longitud silábica en la percepción de precios abre nuevos caminos para afinar estrategias y potenciar la psicología detrás de la fijación de precios. Al ajustar cómo y cuánto se comunica en un precio, se puede influir sutilmente en la decisión de compra del consumidor, optimizando así la efectividad de tus estrategias de venta.

Deja un comentario